Su aparición era una necesidad. No es una locura ni una exquisitez: era Justo y Necesario contar con ella. Es la enciclopedia que todo hogar chileno debe tener en casa. Es la Briceñopedia, un interesante manual para escuchar las canciones y seguirle el paso al hiperquinético creativo -y huraño asperguer a la hora de conceder entrevistas –Cristóbal Briceño. Sí, el de los Ases Falsos. Sí, el de los Fother Muckers. Y como de veinte weás más.

Algún día usted, tras haberse escuchado el Conducción cincuenta veces, hasta desgastar el disco duro de su computador o haber fundido la tarjeta SD del celular aunque pasaste toda la discografía a Ogg Vorbis con tal de que cupiera, usted necesitará saber por qué esa canción de los FM se llama HECTOOOOOOOOOOOOOOOOOR HECTOOOOOOOOOOOOOOOR HECTOOOOOOOOOOOOOOOR WHOOOOOHOHOHOO. Además, ¿por qué Chucha Briceño es tan disperso y tiene como siete grupos… al mismo tiempo? Se parecen a unos weones que mantienen cuentas parodia que yo conozco (COF COF). En fin, para seguirles la pista y no perderse, los insignes de Sofoca (Piñerizer, Claudio Narea está muerto, y donde yacen los restos mortales de Revista Sebo) Han dado al universo esta maravillosa muestra de amor al universo. Clanck en Cantinflas para ir a la enciclopedia.

Hazme clic para ir a la Enciclopedia mas buena bonita barara y relativamente incompleta de los Chiles