De profesor de derecho comercial a periodista abajista. La transformación de Ricardo Sandoval se ha completado. O todavía no, que se han visto cosas peores, sí, se han visto. Un grupo de Nefastianos fue al famoso lanzamiento del libro para contarnos en primera persona lo que vieron y hacerle full análisis a Sandoval, a su libro y pensamiento.

El día 26 de abril, un equipo de Nefacho asistió de manera incógnita al evento de lanzamiento de nuestro amigo Richard Sandoval. Disfrazados como verdaderos abajistas logramos ingresar camufladamente a unos de los más importantes lugares de reunión del pueblo que trabaja y gana el mínimo: el Centroarte Alameda.

Era una de esas aburridas tardes en las oficinas del Nefa cuando uno de los haitianos que esclavizamos llegó con la noticia. Richi (como le decimos de cariño al amigue) iba a lanzar su libro “Tanto duele Chile”. Sabíamos que asistir al evento nos podía producir cáncer. Era un riesgo, pero decidimos ir.

Pero cuánto pueblo pobre pugnando por el poder y el pan

Lo primero que nos llamó la atención al llegar al punto de reunión que acordamos era el lugar elegido para hacer el lanzamiento del libro, el CentroArte Alameda. ¿Por qué elegir un lugar en uno de los barrios más shuper de Santiago para lanzar un libro del “pueblo”?
Personalmente iba cagado de hambre, inocentemente pensé que por último Richard invitó a la señora que vende sopaipillas a la que tanto expone en su tribuna moral, o que invitó al haitiano emprendedor que vende anticuchos de perro porque viene a Chile a trabajar. Error. Compramos unos “cubanitos” para el diente y fuimos.

Llegamos a las puertas del CentroArte Alameda, entre las 70 a 90 personas que habían abundaba la tez blanca, las barbas, los lentes grandes, la ropa de boutique… ¿nos habremos equivocado de lugar? Era como estar en el The Clinic, o en el Liguria, lugares que no se caracterizan por el público popular. Nos mezclamos entre el público y ahí estaba, Richard sentado en el centro de una mesa,  junto a Baradick y Camila VallejoSSS. Cuánto abajismo en una mesa, cuánto cáncer entró a mis ojos, ¿Quedaré como No…  Jorge Luis Borges al final de este lanzamiento?, quizás.

Pie de foto. Pie de limón. Limón soda. Soda cáustica.

El primero en tomar la palabra fue Baradick. Más allá de los bukakes bitesticulares a Ruchard no recuerdo mucho lo que dijo, sus palabras me dieron el mismo sueño que me dan sus libros y sus apariciones en Mentiras Verdaderas. Qué buena forma de inducir el sueño es La Historia Secreta de Chile, con sus historias banales y sus hechos cuestionables, para que hablar de La Historia Secreta de Chile 2… uf! recuerdo un día haberme quedado dormido en el baño por culpa de esos libros, terminé en el suelo cagando afuera de la taza. Baradit, me debes el cloro que gasté en limpiar el test de Rorschach que dejé en el piso.

 

No importa que quieras hacer de los suspiros delito, y que su comisión conlleve enfrentar el paredóun, yo siempre te miraré y suspiraré.

Luego de una chupada mutua de pico presentó Camila Vallejo, quien contó a los asistentes sus aventuras de “pueblo”. Por dentro me cagaba de la risa, ver este cuadro donde Camilita contaba que jugaba en unos neumáticos detrás de su casa etc etc, aceptemos que todos tenemos historias así de nuestras infancias, cuando no existían computadores o xboxs y había que jugar con tierra en el patio antes que jugar con el tío Claudio en el baño, pero el contexto de subvaloración de estas historias es lo anómalo, es como que estos personajes contarán sus pasados de clase c3 para sentirse valorados por sujetos que reniegan su origen burgués  de clase alta, independiente de que ahora vivan todos en lofts en Providencia. En fín, sabíamos que iba a estar lleno de cachorros de RD.

KO KE TO

Luego de ese número de varieté tomó el micrófono, a dos manos por supuesto, el joven Ruchard Sandoval.  El catador de haitianos partió su intervención de la siguiente forma: (textual)

“Estoy impactado, nunca creí que llegara tanta gente y si alguna vez pregunté que iba a llegar tanta gente, eeeh no tenia idea de como se iba a ver que llegara tanta gente, me siento un poco como Mon Laferte cuando estuvo en Viña del Mar”.

Sin comentarios.

El juzgado escabino que dirimirá tu sentencia tras ser acusado de tráfico de machismo, atentado a la buenhomía, y afrentas varias contra el sentimiento de bondad del pueble

Posteriormente explicó que el libro es el resultado de su trabajo en Noesnalaferia, por lo que debe ser una columna mamona de escaso rigor teórico como las de la página, pero de 100 páginas. Tan lejos no estaba, es un libro que reúne columnas inéditas de Richi, desde historias de su infancia hasta sucesos de la vida actual. No es más que un Noesnalaferia versión libro pero con un valor elevado, ¿Por qué cobrar por el libro si es material que fácilmente pudo haberse socializado en la página sin costo para el lector? Richi pequeño burgués debe tener la respuesta. Por ello y muchas otras razones en Nefasto no recomendamos su compra, cuídese del cáncer rectal, los picos en el ojo se pueden prevenir, no sea weon.
Sí, los corresponsales compraron el libro, hablan con conocimiento.

Noam Chomsky, 1956

Terminada la intervención del joven fullanal, que a todo esto leyó una especie de columna mamona para finalizar y se ganó el aplauso de los especímenes que asistieron, vino el turno de Alex Adwanter. Richard estaba excitado con él, se dió un abrazo que abre el debate para muchos temas. Lo importante es que por mientras sirvieron vino, pero en vasos plásticos. Que clase de saludo a la bandera abajista fue ese, vino en vasos plásticos rojos cliché de película gringa… solo demuestra el festín que hacen estos sujetos de situación acomodada de las condiciones en que viven las clases más bajas, saquenme de aquí. Más encima el vino estaba rancio, chesumadre.

¿Puedo pagar con CuentaRUT?

En la parte de atrás del espacio había un puesto vendiendo los libros de Richard a 7 lucas, íbamos a hacer el esfuerzo de comprarlo pero no funcionaba la máquina de Redcompra que tenían ahí, y el cajero más cercano no tenía plata (pato culiao). El destino no quería que nos devolviéramos a nuestras casas con tamaño mojón diarreico en nuestras manos.

Un agente del Nefa puede estar más cerca de lo que crees perrite

Nos comimos los cubanitos que habíamos llevado en mitad del evento frente a todos los Castrolovers que asistieron y salimos de ahí. Por que nos hicieron esto culiaos, enviarnos a tamaña mierda de evento. Las cosas que tenemos que hacer para mantener vivo al nefa. Con “homenaje” y “repudio” rondando en nuestras mentes buscamos un lugar para comer en las cercanías, caminamos hacia Baquedano al McDonalds que hay por esos lados, pero un grupo de cabros chicos marginales había comprado 40 hamburguesas. Cabros culiaos. Pasamos a la mítica Terraza de Vicuña Mackenna, también estaba llena. Terminamos en el McDonald’s de Bellavista comiendo unas promos (hom3naje a las promos 2×1 de la app de los arcos dorados) mientras por dentro vomitabamos de dolor por la leucemia que nos causó ver en vivo y en directo a Richard. Habíamos sobrevivido, logramos infiltrarnos. Richard te paseamos a lo vioh.