Jamás el mundo había estado tan cerca de una conflagración capaz de borrarnos de la faz de la tierra. Frente al peligro que ya es inminente, las dos atroces guerras mundiales del siglo pasado, parecerían apenas como unas trifulcas de pandilleros.

Crónica de Ruperto Concha del 8 de febrero de 2015 por Radio Bio Bio de Santiago.