5592_10200855013517167_2117241216_n

Sabemos que los hombres-estatua pululan por los centros urbanos, disfrazados de algunos personajes a los cuales se les hace homenaje: el minero de cobre, el minero de oro, el minero de plata. Gente disfrazada de minero que se embadurna en pintura látex y se colocan sobre un cajón, esperando a que alguien deposite una moneda para cambiar de posición. Este juego, que embauca principalmente a niños, cada vez es menos rentable. Así que no queda otra que tirarse a Core.

¿Quién chucha es Superocho Alarcón? Lo conocimos aquellos que fuimos condenados a escuchar por años música de gusto popular con toda la calidad de la AM en época analógica con 10 000 vatios de potencia. Es decir, a destruir la música. Nos anunció por años el Bugalú, el baile del perrito y cuanta música latina pachanguera de gusto de micrero porteño por Radio Festival, 1.270 kilocilos de amplitud modulada, 127 Citizen Band. Radio que desde 1977 viene imponiendo una línea editorial en sus breves despachos noticiosos caracterizada por un conservadurismo a menudo insoportable. Bien se lo podría achacar al dueño de la radio, porque los hombres de dinero están interesados en las posiciones que permitan a ellos hacerse de más dinerito. Por eso nos sorprendimos al encontrar a Alarcón, locutor de esta radio de derechas y pastor evangélico, postulando a un cupo por la coalición Bacheletista.

3395_10201869414076547_971105702_nSupongo, amigos, que a la segunda foto ya han adivinado qué es lo que nos perturba de este hombre, más allá que lea los chistes fomes del Festivalazo (sí, Pudú Mágico no tiene moral para hablar de chistes fomes, pero ya los quiero ver a ustedes haciendo “humor”. A ver cuántos se ríen con chistes sobre… Carl Schmidtt)

389153_10201054299899202_121602022_nSí, amigos. Superocho pone en todas las fotos el mismo gesto en el rostro.

540751_10200964239327744_31181835_nPareciera que le hubieran pegado una calcomanía con la cara sonriente. Peor que la sonrisa de Justin Bieber.

554924_10201698700968826_674648247_nTenemos miedo de que algún fan de Superocho Alarcón gaste 30 millones de pesos en quedar como su ídolo. Y de paso sufrir de horribles cánceres a la piel.

1173867_10201797842767309_1065343079_nPero eso no es todo. Este hombre siempre hace el mismo gesto:

1234638_10202110668547758_2145181902_nBuena onda

1382426_540499589352583_1221442768_nBuena onda

1391822_540499632685912_560191075_nLoléins y buena onda

 

Super Ocho Alarcón, un hombre estático.