Malditos y deplorables zorrones

La separada por odiada banda “Astro”, de pop zorrón y hueco no era lo que aparentaba. Su discurso público era repudiable, pues manifestaba el negacionismo de todo compromiso político en la canción: reniega de él. Sin embargo, hemos descubierto horrorizados cómo la supuesta canción inocua de  Astro es, en realidad, sendo manifiesto politico encubierto, quizás, en imágenes propias de viajes en ácido. Revisemos algunas de sus letras:

Nueces de Bangladesh

Mil bolsos de colores
canastos con castañas
nueces, estatuas y frutos de Asia

En Nueces de Bangladesh hay un manifiesto político claro: se oponen al modelo extractivista de explotación. Las nueces en Bangladesh son uno de los principales motivos de deforestación de la tierra. Miles de monos macacos han sido expulsados de sus bosques por este motivo.

Dios el mundo salvaremos
Salva el mundo dios supremo
En la cueva de los druidas
Todos nos protejeremos

He aquí un manifiesto conservador. Ante la incertidumbre, la única salida posible es volver a la religión. ¿Qué más evidente que pedir a Dios que salve al mundo, como en uno tras otro ritual de la iglesia católica? Los druidas, curanderos de la antiguedad, sacerdotes que eran reyes y jueces al mismo tiempo: el retorno a la monarquía. No sólo son fachos, son monárquicos: que vuelva Víctor Manuel III, y el Duce sea el líder.

DROGAS MAGICAS

Drogas mágicas, más allá de aparentar ser una oda al alumbramiento, es en realidad una oda al individuo, valores ensalzados por la escuela austriaca de economía. Muy en la senda Ayn Rand. ¿Hemos de temer a la masa? No, hemos de temer al individuo emprendedor, donde subyace todo impulso. ¿No es esto un manifiesto de derechas?

No tengo miedo a las masas
te tengo miedo a ti
porque si miro de lejos
me tirarás tu misil sónico

Por misil sónico, léase “pichula”, manifestando su lado homoerótico.

COLOMBO

Su aparente falta de sentido puede llamar a engaño, pero tal como en Cristóbal Briceño, no se puede uno dejar llevar por lo evidente. Hay dobles, triples lecturas, en esta composición descerebrada con reminiscencias Mazapán. Examimemos:

Hey na na hey na na
Hey na na hey na na
Hey! los conejos se están poniendo a bailar
se mueven mueven cantando el papapá!

Por conejos debemos entender “soldados”. Por “poniendo a bailar” debemos entender “entran en acción de combate”. ¿Y cómo entra en acción un soldado? Cantando el papapá: el sonido de las metralletas.

Hey na na hey na na
Hey na na hey na na
Mira como hacen piruetas esas bestias
rebo-rebotansaltando papapá!

Hacen piruetas porque obviamente se trata de comandos antiterroristas, que saltan capturando mapuches.

Oh! miralos correr, miralos correr
miralos correr

De vuelta al campo, donde viven bien
y tienen mil amigos
Ojala se queden y que no se vayan

Sí, porque en el campo todos amamos a los soldados que nos liberaron de los mapuches. El mensaje es claro: militaricen la Araucanía y mantengan a las tropas permanentemente.

Chicos de la luz

 

Las primeras estrofas de “Chicos de la luz” pueden llamar a engaño, pues no parecieran apuntar a nada ni nadie en concreto. Sin embargo, casi al final, nos demuestran a quién en verdad dedican sus loas:

donde estan los chicos de la luz
Que van a salvar la humanidad
De los que nos quieren alejar
De los que nos quieren mucho

Sí, por que la humanidad está en crisis y requiere ser salvada

Quienes son los chicos de la luz
Cual sera su cosmovisión
Expresión serena, brilla su alma plena
Desbordando un halo de amor

¿Cuál es su cosmovisión? ¿Cuál es su pensamiento político?

Traen una revolución
La mas blanca y pura acción
Comunióm completa a todo el planeta
La mas linda y loca misión

Pues simple: EL DE LA REVOLUCIÓN SILENCIOSA

Ya está más que claro. Esta tendencia se repite canción tras canción. Es hora de abrir la nalgas y despertar.