Pones una radio informativa local para estar al corriente de Chile y el mundo. Lo haces pensando en que vas a escuchar noticias. NOTICIAS. Y que la selección musical será medianamente tolerable en una oficina de gente con escolaridad completa, poca afición por la parranda y la cermeza y que permitirá compatibilizar la realización de trabajos intelectuales con la escucha de la misma.

Hasta que llegan las elecciones municipales.

Uno imagina que, con tanta producción musical, uno no debería toparse con el mismo tema en la radio más de dos veces.

Pero estos publicistas aficionados creen que, en plena época de nihilismo político, con una canción van a convencer a alguien para votar. ¡Con una puta canción! Sí, lo sabemos, la labor de un concejal no requiere más habilidades que estar despierto para fiscalizar bien lo que pretenda hacer el alcalde con fondos públicos, pero ¿cuál es la idea de cambiarles las letras a las canciones por otras que dicen puros lugares comunes?

Entonces se dedican a poner música de gusto popular. Del gusto de un micrero jalado. De esos que en media hora te dejan de Quilpué  a Estación Puerto en Valparaíso. Mas rápido que el metro mismo. Imagínate, uno podía tolerarlo una vez al día. Pero no, ahora escuchamos estos pedazos de mierda selecta una vez a la hora. Y con puras frases cada cual mas ridícula que la otra.

Y le ponen la letra abajo a las canciones. Como si alguien en el mundo quisiera cantar karaoke con un jingle electoral.

https://www.youtube.com/watch?v=3Rd_OhJEiqg

De verdad no entiendo qué asunto tiene ponerle letras a las canciones, de cambiarles las letras sexualoides de los regetones por letras que alaban las virtudes del candidato para el cargo.

¿Programación neurolinguistica? ¿Las señoras en su casa, mientras hacen el almuerzo, se dicen: “Oh, Tillería defiende lo nuestro, votaré por él”, omitiendo que le queda perfecto el mote de “Pilleria”?

De verdad no entiendo. ¿Hay algún estudio que garantice que la gente va a votar como zombie por aquél que le logra meter la canción más pegajosa?

Aunque no lo niego. Hoy, cuando fui a comprar el pan, tenía pegada en la cabeza la canción de los Socialistas, esa canción genérica que suplica que votes por candidatos por la lista socialista, de la cual no me sé la letra. Ustedes se ajilaron. De todos modos, este año no iré a votar.

Cada jingle que suena es peor. Ninguno es capaz de usar siquiera una canción buena. No, son puras mierdas que escuchan los colectiveros duros de las 2 de la mañana que corren a 200 por Errázuriz. Ni por que Bob Dylan ahora es Premio Nobel le roban una melodía a él, para hacer la boñiga más pasable. No.

De verdad no los aguanto. Que se acabe luego esta elección, por amor a dios