Esta tarde se han filtrado las imágenes que filmó la cámara de seguridad del departamento del Fiscal Nisman. Obtenido desde computadores hacker del Vaticano, Annonymouse logró lo que todos esperaban: develar la verdad. Y la verdad es la que todos sospechábamos. Este material es exclusivo de Pantuflas Waterpolo.

La asesina trepó por el edificio aproximadamente sesenta metros del edificio y entró por la ventana en la que el fiscal Nilsman estaba estudiando. Advertimos que las fotografías son elocuentes.

La primera foto no muestra el rostro de la asesina. Sin embargo, intempestivamente comienza a juguetear con el asesinado, con su mente, manipulándolo y disfrutando los momentos anteriores a la muerte.
“¡Aaaah, qué forro!” se alcanza a escuchar en la grabación, mientras el fiscal insiste en irse a tomar un mate como último deseo. Acá se revela el rostro de la asesina: es un rostro muy familiar. Así es, Cristina K ejecutó la operación personalmente.
Después se puso a jugar al tiro a las botellitas. Limpió todo, le puso la pistola en la mano y se fue por donde vino.

 

Informaciones extraoficiales señalan que habría un chileno custodio de las informaciones de Nisman. Se trataría de un tal José Miguel Viñuela, con domicilio en Bellavista 0990.