La semana pasada el equipo de Nefasto.cl fue invitado a la exhibición del clásico del cine-arte lituano, “Pajuoka“, película que por primera vez era mostrada en Chile y, ojalá, la última. Una sala con más ratas que expectadores tradicional del centro de Santiago fue el escenario escogido para la avant premier de esta cinta.

La trama nos resultó un poco compleja aunque nos dormimos casi media película, y la extensión de la película – 6 horas 18 minutos – algo excesiva. Era la historia de la amistad de un hombre y un caballo, y la lucha por la aceptación social de esta relación, a la que se oponía no sólo la familia del protagonista, sino también la del caballo, esta última principalmente por motivos religiosos. El racismo de los caballos lituanos quedó plasmado en una de las escena cumbres del film, en donde el protagonista era humillado con estiercol y orines por una cuadriga de estos simpáticos felinos animalitos.

Uno de los puntos bajos fue la presentación de esta película, doblada al polaco con substítulos en franco-prusiano, y con diez minutos fundamentales en la trama perdidos – según nos contaron los organizadores – debido al intento del director de ahorcarse con la cinta del celuloide luego de una borrachera; lo que, sin embargo, no fue impedimento para que los asistentes señalaran al final de ésta lo mucho que les habías cambiado la percepción de la vida con la cinta. Varios de ellos dormidos sometidos a largas cavilación durante casi la total extensión del film.

El equipo de Nefasto.cl trató de tomar contacto con connotados críticos de cine nacionales, tales como Ítalo Passalaqua o el pela’o de El 7mo Vicio, para contrastar impresiones, infructuosamente.

 

Lo bueno: El baño del cine era gratis.

Lo malo: No era un baño, sino el cuarto de proyectores del cine.

Nota: 4 estrellas.