Pero no se emocionen, porque justo a los pelmazos se les ocurrió escribir cosos cuando estamos empezando el periodo de pruebas y eso a mí me estresa. Siempre para el periodo de pruebas el ritmo baja y la cumbia ya no es tan intensa. De todos modos, es más por tolerancia que por deseos, a los otros cabros se les quemaban los dedos por escribir. Yo cumplo con subir los cosos, mal que mal, soy el que entiende cómo van puestos los cositos aquí y allá, dónde mover las perillas, cómo complacer a una mujer, etc. Por cierto, me pueden encontrar en tinder o mandarme un correo electrónico a la dirección