El miércoles 14 resonó una andanada de noticias nuevas sobre la crisis económica: Ese día el cobre cayó a un mísero precio de 2 dólares con 55 centavos la libra. Y, oiga, apenas una semana antes estaba todavía a 3 dólares con 26. También esta semana se produjo la primera quiebra de una empresa petrolera estadounidense dedicada al fracking.

De acuerdo a un reportaje de la agencia Associated Press, la principal causa del tobogán de pérdidas en Estados Unidos son las cifras del comercio detallista interno del país, que alimenta nada menos que el 70% del rendimiento económico del país. Al parecer, la gente simplemente tiene poca plata para gastar. Y si se precipitan enloquecidos a las liquidaciones del Viernes Negro, antes de Pascua, es precisamente porque han estado juntado sus dolaretes para poder ir a comprar esas ofertas que aparecen rebajadas a mitad de precio o incluso menos.

Crónica de Ruperto Concha del 18 de enero de 2015 por Radio Bío Bío de Santiago.