Volvemos de nuestro doliente autoexilio de la interwebs sólo para restregarles en la cara el hecho que El Ciudadano, aparte de ser plagiador, chanta, conspiranoico y malo, censura. Sí. Como El Mercurio, La Tercera y otros, resulta ser otro medio que encarga cosas y no las publica… “por no cuadrar con su línea editorial”.

Resulta chistoso enterarnos de esta situación justo en la semana que Agustín Edwards, el campeón de las malas prácticas en el periodismo, era expulsado con deshonra del Colegio de Periodistas.

La libertad de prensa al final es solo un lujo del que se puede pagar la imprenta. O el abogado.

Dicho esto, volvemos a taparnos en diario y a llorar desnudos bajo la ducha.

Ahí se ven.

Cómic que iba a salir en el diario El Ciudadano en un especial para el día de la mujer… parece que no les gustó

Posted by Mauricio Gallego – Puklin on Thursday, April 23, 2015