Puerto Montt, oh Puerto Montt. Sentado frente al mar, señor Pérez Zujovic. Murió sin saber por qué la dejé sola frente al mar. Oh Puerto Montt.