Llegó el Tercer Milenio, el siglo 21, y todo eso, pero da la impresión de que los humanos nos pusimos tontos, porros y flojos, no conseguimos aprendernos las lecciones, y nos quedamos repitiendo no sólo el año. También el siglo, y al parecer con sus guerras y todo lo demás.

Crónica de Ruperto Concha del 15 de junio de 2014 por Radio Bio Bio de Santiago.