A todas las mujeres hoy les quiero decir que si bien son muy bonitas, encuentro que ya han conseguido suficientes cosas para seguir alegando:
-Poder ser presidentas
-Tener partos por cesarea
-Ser ellas a las que les abren la puerta del auto
-Salvarse primero en los barcos que se hunden
-Recibir flores bonitas
-Si tienen frio pueden hacerse ellas mismas un chaleco tejiendolo

 

Nosotros, día a día dejamos a las mujeres a expensas del mundo que creamos, un mundo eficiente, bien hecho, un mundo que levantamos los hombres a pulso, con el sudor de nuestra frente y donde la mujer solo tuvo un rol colaborativo y secundario. Ellas inmersas en la globalización deben luchar contra la discriminación debido a que no poseen las mismas competencias que tenemos los hombres ¿Pero son culpables de esto? ¿Eligieron ser mujeres? Por supuesto que no, entonces no debemos juzgarlas, no debemos tomar el hecho de ser mujer como una enfermedad, simplemente son seres diferentes. Estos entes, merecen nuestro amor, merecen nuestro apoyo, no debemos relegarlos a labores denigrantes, debemos integrarlos en lo posible, ayudarles y asignarles tareas que puedan resolver. Basta ya de abusos, basta ya de usar a la mujer como un bien material, como una cosa, como un esclavo, ser mujer no es un defecto, hay que entender que cualquiera pudo haber nacido así.