Hueón, hablo en serio cuando digo que Jaime Guzmán ha sido el personaje más influyente en la historia del Chile actual. No hablo solo en el marco de la “nueva forma de gobernar” o la hegemonía de los dos conglomerados políticos. Hablo de la moda, pa’ que cachen ¿Sabía usted, que Don Jaime Guzmán, fue el que introdujo la moda del colaless? Si po, el peladito, cuando partía a la playa de aquel lago cercano a su parcela junto a su amante amigo y confidente, Pablo Longueira, utilizaba una zunga sin parte trasera, para excitar promover la amistad de una forma claramente no homosexual. Cuando en 1989 todos los milicos estaban guardando las maletas de la Moneda, Doña Lucía Hiriart, ayudando a  empacar a Guzmán, encontró el colaless rosado,  y entre cuchicheo de amiguis, Jaime accedió a prestarle el calzón a Doña Lucía, quién popularizó su uso en los balnearios más concurridos de la zona centro, entre ellos, Cartagena, Ventanas y Olmué, expandiéndose rápidamente por todo el país, ya que todos sabemos lo popular que era Lucía Hiriart entre la gente común y corriente, osea, imagínense a la vieja dama en colaless, qué imagen más horrenda gratificante, gloriosa e inspiradora ¿Quién no querría usar el calzón del amor después de eso? Como para hacerle un himno.
Otra cosa que Guzmán popularizó, fueron las gafas de montura ancha y el término “hipster”, que en hebreo corporativista, aquel idioma que utilizan los judíos culiaos nobles empresarios de nuestra nación en los más altos círculos, significa “anti-marxista” ¿Sabía usted que la banda favorita de Jaime Guzmán era Joy Division?  ¿Y que él escuchaba Arcade Fire incluso antes de que existieran debido a sus poderes sobrenaturales? ¿Creías que esa pelada era por tanto pensar como cagarse a la población? No señor, poderes psíquicos, te dejan calvo.  Y además, trajo ese look medio desgarbado, intelectualoide, escuálido, pero con aquella chispa juvenil, como Woody Allen, pero facho y chileno y hueco.
Nadie sabe que Jaime Guzmán, además, fue uno de los primeros promotores de un deporte muy popular entre las fuerzas especiales hoy en día, la caza de mapuches. Y qué deporte señores, es impresionante la popularidad de este tipo de caza, debido a que no solo las fuerzas especiales y los patrones de fundo lo juegan, también los judíos que vienen de Judíolandia Israel a cazar a la especie humanoide que habita el sur de Chile, hoy conocido por ser el único lugar del mundo donde esta caza es legal, junto con la pesca con paloma de auquénidos metamorfoseados peruanos en la Plaza de Armas.
Ya zanjado todo lo demás, queda claro que Jaime Guzmán, además de inventar EL MEJOR PARTIDO DEL MUNDO, LA UDI POPULAR, ser un wachito rico a la moda, un cazador implacable del cáncer marxista, un prócer de la revolución de mi general Pinoshé, ser confidente de uno de los hueones más locos mejores políticos de Chile, Pablo Longueira, además de haberle transmitido sus poderes psiónicos mediante el sexo anal sin lubricante rezo a la Virgen María;  fue sin lugar a dudas, el mejor senador de la República de Shile, y lo recordaremos por siempre como el ser maligno y despreciable bondadoso, intelectual y varonil que siempre fue.

Bueno, y antes de despedir este post, quisiera publicar una carta abierta que hice para Jaime, si ustedes se quieren sumar al rezo para que su alma inmortal vuelva a la Tierra a salvarnos del cáncer marxista que viene con Bashelé, bacán, usted sabe lo que es bueno en la vida, no ser comunista.

“Te amamos Jaime, Pablito llegó el otro día diciendo que tuvo otro sueño contigo en el que te tomaba en sus brazos y te mecía, el hueón sigue llorando, al parecer quiere dejar al pendejo con cáncer botado y escapar a las Bahamas, no supera que esos hueones del FPMR te mataron. Jaime, te extrañamos, en la UDI no sabemos que hacer con tanto hueón deprimido, además que esta hueona de la Matthei perdió las elecciones y ahora se dio al trago y al vicio, por favor Jaime, vuelve a nosotros, reencarna o algo así, amén.

Atte. tu amigo, el Gato Talibán de la UDI

PSDT: ¿Te acordai esa noche en Colonia Dignidá en la que nos curamos raja y nos violamos a ese pendejo? Ja ja ja ja, fue bacán ¿Te acordai que después el Paul Schaffer tuvo que doparlo hasta la neura pa’ que no se escapara? Buenos tiempos, ojalá lo estés pasando bien en el cielo.”

-Gato talibán-