¿PREPARADOS PARA EL CATORCE? Ah… miles de parejas celebrando su amor, inundan mall’s, calles, plazas, ¿y ustedes? ustedes en casa, viendo porno, jugando, viendo Nefasto, comiendo chatarras y publicando cosas como:

“Wuajajaj este día también es el día de la amistad”,

“Ahhh que fecha más consumista”,

“Que lata estar pololiando”

pero saben que la única realidad es que se quedaran llorando en posición fetal. ¿Por qué? Porque la vez que se declararon, la vez que se enamoraron, la fría respuesta que obtuvieron fue un “amigo“.

Más de una vez me he declarado, he dicho lo que siento y más de una vez me han dicho la terrible frase que rompe corazones “pucha… yo igual te quiero, pero como amiga” amiga, amiga, amiga, A MI GA. “pucha… es que estoy CONFUNDIDO”

No digo que sea malo porque en realidad es mucho mejor que lo digan de una y no lo manden a decir con nadie, pero ¿cuál es la necesidad de decirte amigo/a? ¿cuál es el gusto de mandar a la friendzone? ¿Por qué son tan maracos/as? ¿No tienen sentimientosEEELLA?

¿Por qué existe esta terrible zona oscura y fría? fácil.

1) Erís más feo que la chucha y realmente ella no quiere herir tus sentimientos, por lo tanto, te lo dice de una forma más “sutil” esperando que te des cuenta solito.

2) No se ve estando contigo, amigo, si sucede, eso no cambiará, así que anda buscando otra conquista y asúmelo, unos cuantos azotes encerrado en tu cuarto con música satánica puede ayudar a aliviar el dolor.

3) Simplemente no le pasó lo mismo que a ti, o sea, realmente te quiso pero como un… AMIGO.

Como buena entrevistadora me dediqué a preguntar en mi chat de Facebook a cada uno de mis contactos cuántas veces han sido víctimas de la crueldad de esta palabra. Tres, cinco, hasta siete me dijeron, pero hubo una persona que me llamó la atención con su respuesta: Trece, trece veces me han mandado a la friendzone”. Esa era la persona indicada, ahora pregúntense quién era… El señor Urra, sí, el mismo del “El pendejo más pasao e’ rollos de Chile” quien accedió a responder mis preguntas.

Queda recalcar que Urra no es como se piensa, no es un güeón pervertido, su video fue güebeo y se demuestra claramente para la gente que lo conoce, aunque puta que me reí. Soldados caídos, si ustedes están en esta situación no queda más que levanten cabeza y sigan sonriendo, joteense a dos, tres, o cuatro… con alguna les habrá de resultar.