¿Es Guru Guru un onironauta? ¿Es un tecnonauta? ¿Un TVNauta? ¿Un viajero en el tiempo? ¿O es acaso un ser reptiliano que ha sobrevivido hasta nuestros días, comisionado por Fidel Castro para infiltrar a la dictadura chilena, y durante el tardopinochetismo ir lanzando un extraño dialecto que contenía mensajes ocultos con el fin de que, mediante la programación neuro-linguística, adoctrinar a una juventud que hoy se muestra insolente producto de ello? Tenemos pruebas.

No puede ser coincidencia que esta generación sea especialmente comunista. Ya habiendo sido expuesta a comunistas tales como Marxelo, apologista del terrorismo (“Nos fumamos un cuete, secuestramos un avión, y somos torturadores en un campo de concentración” cantaba para ridiculizar a la policía secreta. Por supuesto, dicha canción no pasó la censura y debió modificar la letra) faltaba una manera de inculcar los antivalores anticristianos propios del marxismo leninismo cubista revorevolucionarios. Por eso, Fidel Castro encomienda la tarea a un reptiliano, quien logró camuflar sus escamas como plumaje, para, mediante la programación neurolinguistica, insertar ideas foráneas en la cabeza de los niños. Así, aquel inocente “aguereguere” no es más que un modo de ocultar los verdaderos mensajes, los que, trabajando al nivel del subconsciente, de manera que no sea evidente que se está instalando la ideología. Por ello la generación que creció con el mundo del Profesor Rossa hizo la revuelta del pase escolar de 2001, la de 2006, y la del 2011 que derechamente buscaba subvertir el orden existente mediante una asamblea constituyente.

El profesor Rossa original vestía elegante frac y una loca melena rulosa roja, señal de su alta dignidad como académico en Varsovia. Dedicábase a realizar exploraciones espaciales, como aprendió con su maestro Sergéi Korolov. También se lo ve bailando con un Mono, clara señal contra la ortodoxia del partido Comunista de Tellier.

Recordemos que el Profesor Rossa es un académico de taxonomía de seres extraterrestres de Checoslovaquia que, tras el aplastamiento de la Primavera de Praga, perseguido por haber sido entusiasta partidario de Alexander Dubček, llega a Chile y se alía con sectores heterodoxos ajenos al partido comunista. Desde allí, siguiendo los mandatos Gramscianos, se ha ido infiltrando en la élite intelectual chilena. Fue asesinado por un troskista, Iván Ivanovich Arënsk, transliterado Arenas, el que usurpó su nombre. El impostor ha ido girando hacia la derecha más dura, mostrando su disconformidad con el Guru Gurismo Marxista.

Ahora, ¿cómo sabemos que Guru Guru es quien es? Documentos exclusivos lo muestran en plena Habana en 1960. Se ve, en primer plano, a Ernesto Che Guevara recibiendo un apretón en las bolas por palmear accidentalmente el trasero de Simone de Beauvier, mientras Jean Paul Sartre se ríe de sus propios chistes fomes. ¿Y Guru Guru? Observa la escena a lo lejos, en segundo plano. Claramente, una conspiración.

Atrás de Che Guevara se ve claramente a Guru Guru.