dog en weiler

El otro día, antes de irme a clases estaba tomando desayuno y prendí la TV. Mientras me terminaba mi pancito (:3), me quedé viendo el “Buenos días a todos”, el matinal de TVN . Como soy morenoestatista y no tengo cable, no suelo ver televisión, que es cosa de burgueses y poseedores de capital y de la fuerza de trabajo de unos cuantos negros. Fue chistoso, porque vi a Mauricio Bustamante, alguien a quién mi subconsciente respeta, rodeado de insensatos de la peor calaña: Karen Doggenweiler, un culiao que no sé cómo se llama, pero se parece al peluquero de mi barrio y Julián Elfenbein.

La concubina de gominola Ominami invitó al mago Mauricio, un pobre ilusionista que la vieja esa conoció en un mall. Fuera de que Karen es la señora más aweoná del universo (actúa como una quinceañera con retraso) y que no sabe generar diálogos de interés, yo me pregunto ¿A qué mall va Doggenweiler? ¿Por qué su apellido parece una raza de perros nazis? Aunque este desvío no iba al tema, me parecía importante la retórica de ambas preguntas. Prosigamos.

El Mago Mauricio era bastante bueno, si el loco hubiera estado fuera de la tele, lo hubiera aplaudido. Yo estaba entretenido, me gustan los trucos de magia. Pero aquí viene lo terrible: Julián Elfenbein y cía. tratando de robarse la película durante los míseros diez minutos que le dieron al pobre Torobolino ¿Qué hacían para acaparar cámaras y desviar la atención? CUALQUIER COSA. Y cuando digo cualquier cosa, es cualquier cosa. Demostraron las lecciones de salsa por-más-de-lo-que-los-espectadores-podemos-pagar, dijeron tuits leídos de una Tablet, se rieron sórdidamente, insolentemente leyeron letreros con tallas que se ubicaban tras cámara, y al ser todas estas cosas inútiles, Elfenbein puso al mago en su lugar mediante el siguiente ¿chiste? ¿comentario? “OYE, DEBERÍAS CAMBIARTE EL NOMBRE, COMO QUE MAURICIO ES EL TÍO QUE UNO TIENE EN EL SUR, NO UN MAGO”.

Yo respeto mucho el ilusionismo y la magia. Quizás mi admiración por quienes practican la prestidigitación y demás parte de mi absoluto lerdismo, y por eso las siguientes palubrias palabras de indignación:

Julián Elfenbein, WEÓN SIN TALENTO. Si tus mismos camarógrafos no te pescan, es por algo. Me da sueño tu cara de adicto al Clonazepam, no hacis ningún comentario acertado, eris igual de weón que la Karen. Tu tono de voz, tus ojos hinchados, tu falta de gusto al vestir, tu repulsiva sonrisa que me recuerda a Mario Kreutzberger desnudo, eres una pesadilla. Ni siquiera todo el amarillo y colores brillantes que le ponen a tu matinal, me hacen bajar la melatonina. Eris ilegal. Deberían encerrarte en la cárcel, porque es ilegal conducir bajo efectos de estupefacientes. Devuélvete al inframundo.

buenosdiasatodos-julian-elfenbein

No niego que ALGUIEN, alguien pueda tener un tío que se llame Mauricio en el sur, pero eso es apelar a las coincidencias (conducción 101). Así que asumo ese comentario debe haber encerrado una verdad más profunda. EL SIONISMO. Elfenbein es un sionista, TVN es el canal de los sionistas. Doggenweiler también, el peluquero y quizás el mago, todos sionistas, menos Mauricio Bustamante, pobre Mauricio.

El tío Mauricio es un rambo-judío caza mapaches, conquistador de la Patagonia, chef kosher. Básicamente lo que el somnoliento conductor del matinal de Chule quiso decir fue “TENGO UN BÚNKER EN EL SUR Y USTED SEÑORA QUE VE EL MATINAL, NO. ADEMÁS SE BAILAR SALSA, MÍREME ANTES DE QUE LA CÁMARA CAMBIE A ALGO MÁS INTERESANTE QUE UN JUDÍO QUE BAILA CON LA ESPOSA DE UN FRACASO POLÍTICO”.

Clonazepam, apellidos judíos impronunciables, tíos en el sur, todo es parte de la conspiración. Pronto Bustamante comenzará a bajar de peso, habrá sequías y el matinal va a cambiar su lugar de grabación a las Torres del Paine. Todo cambiará, todo menos la cara de puto de Elfenbein. De hecho, un contacto que tengo la ISJ, me dijo que todos los judíos van al cielo, menos el adicto al clonazepam e Israel. DE HECHO, QUIZÁS EL TÍO MAURICIO DEL QUE HABLA JULIÁN SEA AQUEL QUE NO DEBE SER NOMBRADO.

¡SI, EL TÍO MAURICIO DE JULIÁN ES MAURICIO ISRAEL! ¡Ahora todo tiene sentido! Si ahora se acaba el mundo, nos llevamos al conduczzzzzz- con nosotros, Israel no tiene plata para un búnker. Debemos atacar ahora, corred mis niños, rompan los grifos de la calle e incendien vuestras humildes casas.

ES EL MOMENTO, ACABEMOS LA DIALÉCTICA AHORA, PARA UN FUTURO MEJOR, SIN ELFENBEIn.