por Patasho

Todos sabemos que la derecha chilena no tiene absolutamente ninguna pizca de humor corriendo por sus venas; voluntariamente, está incapacitada -casi de forma biológica- para hacer reír. Pero cuando intenta dar su opinión como un grupo separado de las cúpulas centrales, es una humorada. Especialmente porque en algunos lugares son tan pocas personas que creen tener un poco de opinión y que esta será tomada en cuenta, cuando en realidad los que mandan están preocupados de un código de etiqueta regresivo, en vez de anotar lo que las bases tienen como ideales.

Me impresiona que alguien le haya dicho a estas tres personas  que esto era una buena idea. No es bonito, ni tampoco es algo de lo cual estar orgulloso; da vergüenza ajena el ver esto, y más que eso, da pena porque a ellos les vendieron la pomada de que los pescarían en algún lugar del partido (Quizá aquí en Nefasto los pescamos, pero a Nefasto no lo lee nadie). Al otro lado no es muy distinto, pero tienen una diferencia muy marcada: Allá se creen el cuento y las cúpulas centrales hacen creer a los miembros que en realidad tienen poder dentro del partido, cuando en realidad no son más que marionetas; acá ni siquiera los pescan y los miembros van solos a la horca, como ovejitas.

chaomaduro2

 

(Volviendo al tema de los chistes ¿Qué significa eso en la O de la palabra Maduro? Espero que no tenga que ver con la causa Mapuche, o se pasarían de humoristas)

En ninguno de los dos lados puedes llegar a la cima si no eres compadre, amigo de la infancia o familiar de las cúpulas ya establecidas y clavadas en los puestos clave. Igual como la UDI no soportaba la idea de Golborne (Un hijo no-puro, nacido en Maipú e hijo de ferretero) gobernando Chile, Camila Vallejo nunca será presidenta del PC y ninguno de los tres personajes de la JRN será alguna vez presidente -o presidenta- de RN, todo esto porque no tienen sangre azul… O capital suficiente para poder hacerse valer financieramente y tener una opinión respetable dentro del partido.

Vale decir que Maduro no vino a Chile a ver como Piñera le devolvía la banda presidencial a Bachelet; esperemos que la Juventud de Renovación Nacional en Los Ríos no se lo adjudique como un logro, porque claramente no puedes pensar eso cuando una Fiesta de Té de una niña de tres años convoca a más personas. Y como si no fuera suficiente, no sólo tenían que sacarse una foto en la casa de alguno de los individuos; tenían que ir a dar vergüenza al exterior. Aplausos.

chaomaduro

¿Cuál era la idea? Esto de sacarse fotos haciendo algo “social” sólo para aumentar tu ego está mal porque, no lo haces con verdadera intención y eso anula toda bondad en la acción… O eso dice el derecho natural, el mismo en el cuál se basa tu partido, el que reniega de Darwin y de las obras sociales, por estar -respectivamente- en contra de Dios y por estar en contra del segundo dios, Smith.

El poder de persuasión de la derecha no va en que lograron que Maduro no viniera, sino en que haya gente que realmente crea que su opinión (3 personas en 17 millones) es algo relevante para los que gobiernan. Que incluso ya no lo hacen por su partido, sino que para sus propios intereses. Ellos tienen un partido de mentira sólo para tener una opinión política generalizada acerca de como debería manejarse su, ya a estas alturas infinito, dinero.