Señora que está allí en la casa, les tengo que pedirles una mala noticia. Aquel supuesto artista que hará las delicias de la vieja recauchada de Virginia Ballenato y otras viñamarinas que responden al mismo fenotipo de senos generosos, caderas amplias, pero pierna breve y amplia cintura que es todo lo que se llama muher shilena, por el cual la entrada a galusha se ha elevado a más de cuarenta mil pesos, mejor conocido como el Festival de Viña del Mars, no es Luis Miguel. Al igual que Camiroaga, Luis Miguel está muerto. Las pruebas irrefutables las podrá leer, a continuación, acá.

La última foto de Luis Miguel con vida

Los últimos meses de vida de Luis Miguel

Tras la abducción extraterrestre de su madre, Luis Miguel entró en una severa crisis, consciente de que él sería el próximo en ser estudiando mediante sendas sondas anales. Es por eso que el joven Luis Miguel comienza a entrenar su ano, logrando llegar al prolapso en breves dos semanas. Luisito Rey, indignado por la conducta homoerótica de su hijo, decide que es hora de evitar que la gallina de los huevos de oro termine partida en dos y, junto a la mafia mexicana, lo atraparon y metieron a un búnker en el piso subterráneo 20 de Televisa Monterrey, donde se hallaban los estudios más modernos del mundo mundial. Allí, bajo tortura y mediante el consumo de drogas, Luis Miguel grabó más de 2 000 horas de música. Podía pasar fácilmente dos semanas continuas sin dormir, gracias a la cocaína que su padre le prodigaba con generosidad. Así, se aseguró Luisito Rey de tener asegurados cincuenta años de discos de Luis Miguel, con repertorios ajenos y completamente remasterizados. Básicamente, se había cantado rancheras, lo de Sinatra, Carlos Gardel y Pedro Infante completo. De cada canción se grabaron cinco versiones: una saldría en la versión “de estudio”; las otras serían usadas en los conciertos en vivo.

La Muerte de Luis Miguel: el origen de la estafa


El primer Luis Miguel

Luis Miguel finalmente murió de una sobredosis en 1989. Lusito Rey estaba satisfecho. Tenía millones y millones de dólares a su haber asegurados. Mas, el resto de los miembros de la cofradía estaban inquietos: pese a que ya habían dos dobles de Luis Miguel, aquel que comenzó a ser oficialmente utilizado no solo era más rubio, sino que era homosexual. O sea, aún más homosexual. Moría éste de SIDA en 1993. La mafia que lo rodea se inquieta: debían usar al segundo doble, y eventualmente preparar a otros muchachos para por si volvía a ocurrir algo inesperado.


El segundo Luis Miguel

Bien hicieron en tomar estas precauciones: ese mismo año, poco antes de morir, Luisito Rey le deserraja un disparo al tercer Luis Miguel. Dos Luises Miguel conocería 1993.


El cuarto Luis Miguel

El cuarto Luis Miguel, Marianito Chapultepec, no duraría dos días. Una conspiración oscuramente urdida por quien lo reemplazaría termina con la vida de Marianito con una botella de vino fina reserva reventada al interior de su ano. La mezcla de sangre, vino y mierda sería servida en la copa de un rebozante Carlos Salinas de Gortari en el lanzamiento del nuevo disco de Luis Miguel ese año, copa servida por un moribundo Luisito Rey.

El quinto Luis Miguel duraría apenas cuatro años más, y es que la vida de vicios que llevaba la industria en torno al tongo de Luis Miguel no conocía freno alguno. Sin embargo, la causa de muerte de este Luis Miguel es algo confusa: todo apunta a que se atragantó con un choripán.

El que lo reemplazaría sería brutalmente distinto: ya algunos comenzaban a darse cuenta del timo. Un tipo más alto y gordo reemplazaba a un niño morenucho con cara de imbécil. Y es que no le quedó otra opción a la cofradía que utilizar a uno de ellos mismos, previas complejas y hasta inéditas intervenciones quirúrgicas el asumir el rol de Luis Miguel, ante la constante indisciplina de quienes asumen este rol. El proceso no estaría excento de problemas: en pabellón mueren cinco postulantes a dobles de Luis Miguel. El hermano de uno de los casi luises migueles que murieron, Chui Chapultepec, deudo del fallecido Marianito, envenena al quinto Luis Miguel con un bebestible con vidrio molido durante un ágape de la disquera. Irónicamente, Chui Chapultepec lo reemplazaría entre 2001 y 2010, siendo el Luis Miguel más longevo.


Sexto Luis Miguel: casi el último.

(Casi) el final de la cofradía

Tras la muerte de Michael Jackson, Luis Miguel S.A. de C. V. supo que el timo bien no podría prolongarse más. Así, al sexto Luis Miguel le da un infarto debido a su adicción a la mostaza, menjunje con el cual partió comiendo sólo burritos, para pasar a comerlo hasta en la bebida y por último pasar a ser su alimento exclusivo. La ausencia de dobles calificados para poder reemplazarlo sorprendió a la cofradía cuando Luis Miguel 6 es diagnosticado de una severa úlcera gástrica, falla renal y cáncer anal. Es por ello que se lo decide internar por más de dos meses en una exclusiva clínica de Mérida, con la excusa de una intervención estética: En realidad Luis Miguel tuvo una falla multisistémica que dejó el hospital con un olor a Mostaza que aún no se disipa. El tiempo que se dijo que Luismi estuvo en la clínica fue nada más para preparar al Luis Miguel que tenemos en la actualidad.

Notoriamente distinto a su antecesor es el actual Luis Miguel.

Así, señora, usted que se gastó doscientas lucas para poder ver a cincuenta metros a su ídolo mexicano, sepa desde ya que le han vendido una ilusión. El verdadero Luis Miguel es un cuerpo embalsamado que se halla en un laboratorio chino, en el cual, se espera se pueda generar un clon el 2015. Para entonces, el Luis Miguel que esté vivo en ese entonces tendrá una bala con su nombre. Esos cinco dobles que esperan la muerte son los que han filtrado estas turbadores informaciones, y han escogido nuestro prestigioso y muy serio medio para divulgarlas. Adelante, Iker.

El próximo Luis Miguel