Un inquietante presagio apareció en la página de la FIFA esta mañana. Un mensaje desconcertante, una premonición, o la evidencia de que todo está ya oleado y sacramentado. Definitivamente, la muestra más fehaciente y certera de que el fútbol, más que un deporte, es un espectáculo. Un espectáculo con un guión bien escrito, de antemano, e irrevocable.Captura de pantalla de 2014-06-27 13:39:07