Cada vez, cada puta vez que me toca comprar yogur, mantequilla, chamitos pa tomar los antibióticos, queso crema, o cualquier lácteo de mierda, debo entrar a ese puto pasillo a temperatura Alaska. Entiendo que deben poner el lugar así de frío para que los productos no caguen, pero puta, terminan cagándome a mí po!Me meten a un refri culiao del cual quiero puro salir rápido, y termino no viendo toda esa variedad hermosa de productos lácteos llenos de azúcares, cremas y manjares de los dioses. A este ritmo, jamás seré diabética.

Muchas veces he sentido que me da una infección urinaria ahí mismo, o simplemente me bajan las ganas de mear. A mi vieja le dan ganas de cagar, creo que eso es peor. Pero pico: La cosa es que odio pasar por ese pasillo, no pueden hacer la hueá de experiencia de compra más simple.

Eso. Pico con semen de perro de Valpo para ese pasillo culiao de los lácteos.