“Se viene el Estallido” grabado en Peumo, subido en Chonchi, procesado en Estación Central, y servido en su mesa.