Perdí la primera media hora. Una bicoca, un detalle, nada más.