Llega una nueva secbloguera a Nefasto. Esta es la primera entrega de las crónicas de Consomé, una estudiante chilena en la vieja Europa, mostrando que la vida a la europea a Chile le queda grande. Bienvenida, Consomé.

I. Egolatría y aweonamiento

Imágenes que dan lugar a un cierto recuerdo que desencadena una historia que se quería contar a sí misma.

Un video de fb donde un tipo enmascara lo negativo de su vida para hacer ver algo muy diferente en la red.

En una parte, se ve que la novia deja al sujeto, sujeto llora pero escribe en feisbuc:

POR FIN SOLTERO!!!!.

Me recordó las situaciones en la cuales he sido algo así como una víctima del ego de terceras personas, en general hombres, en general ¿machistas?

En mis primeros anios de estudio de las ciencias de la Historia (uf), tuve un novecito con el cual tuve una relación que duró mas de lo que debió, inexperiencia claramente de los jovenes años. Yo había tratado de terminar con él en variadas ocasiones, donde, mediante lagrimas en los ojos cual magdaleno, me decía que no, no quería terminar. Y ahi se queda una, pensando en la regla de “no cagarse a la gente antes de los exámenes” y traumada por la reacción del anterior que hizo un show de proporciones cuando puse poner fin a la relación. Pasado el periodo de exámenes, pusimos fin a la relación de mutuo acuerdo; nos despedimos cordialmente. Luego enciendo mi (ya extinto) msn y veo que tiene puesta esa misma frase:

Por fin soltero!!!

cueck!. Por lo demás, al volver a clases y estar con otra chica, al verme ¡¡¡le quitaba la mano!!!!!! Razón por la cual yo me acerqué diciendole:

¡pelotudo! ¡sabes que hace rato no pasa nada! me da lo mismo con quien andes.

(Dicen las malas lenguas que era la misma chica con la cual me ponía los cuernos desde hacia tiempo, nunca lo comprobé, nunca me interesó con posterioridad). Sin embargo, creo que fueron tales actos y no la infidelidad en si misma que me hicieron jamas poder acercarme a ese ex, aunque ya hayan pasado años, me jodió profundamente ese intentar colocarse en una especie de superioridad dando a entender algo así como que era yo quien no lo soltaba… Sí, claro.

Lo peor es que ni siquiera podía señalar como habian sido efectivamente las cosas, por cometer el error de ser mujer y por ende “estar picada” o “tremendamente enamorada”. Esta historia sucedió hace unos 12 años aproximadamente y fue mi primer acercamiento en materia de sexo, amor y egolatría, “la triada indisociable”.

Pero no fue la única vez que me encontré con el ego, en efecto, no fueron tantos, pero sí los suficientes para pensar que debería haber pedido una especie de test anti egolatría antes de cualquier encuentro. Luego, se dieron en tres situaciones dentro del marco de la figura “del amigo con ventaja”.

II. Pasarse rollos con ventaja

Me gusta tener sexo (es raro eso?), si no tengo una relación busco donde encontrarlo, pero curiosamente y quizás son resabios de mi formación catolica, no le hallo el gusto de andar saltando de cama en cama. De hecho me da como asquito, asi que en periodos de soltería en que he necesitado ayuda he recurrido a la gloriosa intitucion del amigo con ventajas. No me venga a decir que no funciona, yo he tenido buenas experiencias cuando existe respeto y buena fe de pasar un rato agradable sin ir mas allá… Es claro, preciso, sin dolor pero generalmente con amistad.

Con cuál parto?

El amigo enamorado: Lo repites mil veces, la otra persona lo sabe y esta de acuerdo en que no habrá una relación romantica ni seremos felices por siempre, pero se pone celoso ante cualquier atisbo de la existencia de un tercero. Tratas de ponerle fin, pero es más complicado de lo que parece, también puedes meter las patas, pero tener claro que, como sea, hay que salir rapido de ahí. Si de amigo y sexo no pasa a relación estable es porque lo sabes, tan solo es un amigo que tiene algo que te puede prestar de vez en cuando y aunque lo quieras mucho, no, no va a resultar. Él buscara todos los medios para odiarte (intento de asesinato y deuda de por medio) y sí, sí sucedió…

El que piensa que lo amas: Tuve durante mis años universitarios una atraccion por un compañero, que duró muchisimos años. Ante todo, me gustaba la forma en que me miraba, dado que se quedaba a veces con la mirada pegada y no hay mas bella coquetería que aquella que se realiza con el solo mirar. Siempre tuve claro que yo le atraía, sin embargo no pasaba nunca nada. Pasaron bastantes años, y por cosas de la vida coincidimos, yo estaba aún quebrada por el término de una larga relación, sin embargo este joven reconoció que efectivamente yo le atraía fisicamente (¡Genial! no estaba loca!) y como yo no quería una relación y él tampoco (al menos conmigo) le propuse las ventajas. Y al principio, bien y despues, pffff tuve que insistir para que cumpliera con lo prometido. Nunca entendí bien que era lo que sucedía, dado que yo había sido y estaba clara respecto de las condiciones que me convenían y yo le gustaba fisciamente, entonces no era eso… ¿Qué sería entonces? Tiempo después, me llama para decirme que se había enamorado de una persona muy especial y yo, bueno, ok. Al poco tiempo después se casó. Bien rara la hueá…. pero es una paja que te digan que sí y despues anden haciendose los hueones.

Años despues, me pidió disculpas por su actitud.

Ok, dije.

La experiencia belga-chilena: Si estimad@s, en Bélgica, viniendo por un año a estudiar, me encontré viviendo una pequeña ciudad y bastante lejos del centro, por lo demás sin internet y sin celular ¡por bastante tiempo! Estado de Crisis total. Una vez que tuve internet, me puse a buscar latinos y apareció uno muuy simpatico, que me hablaba por facebuc pero no me agregaba, segun él en razon de que odiaba FB y no sé qué cosa… (cada quien con su volada). El lolo vivía en Flandes y por ende me invita a carretear con ellos, yo no tengo donde quedarme dado que mi única amigui que estaba en Flandes no se encontraba en la ciudad. Así que el tipo me dic: te puedes quedar en mi casa… Yo dudé un poquito, pero al final mis ganas de conocer GENTE normal fueron mas fuertes. Fui a su casa, el tipo me esperaba con una cena, hablamos de la vida y me cuenta que habia tenido una relacion por 10 años y que habia terminado antes de venirse a Europa y blablabla. Cabe destacar que el lolo no tenía mucho brillo, pero bueno, salimos y al volver con algunos copetes puestos el lolo empieza a hacer movimientos de pulpo. No sabía como sacarmelo de encima, así que le tiré una sarta de argumentos hueones, y que por lo demás no me atraía mucho (cosa que era cierta). Al final y huevonamente cedí, ya estaba ahí, quizás cuándo podría volver a carretear y luego de 3 meses sin tirar “todas las micros son buenas“. Así que, en definitiva, le propuse las condiciones.

Sin embargo, el tipo tenia actitudes e historias bien raritas, que venian en parte -como me confeso posteriormente – porque tenia novia en Chile, novia a la cual, según sus palabras, le ponía el gorro constantemente incluso con señoritas pagadas. ¡Puaj! me junté con él una vez mas, y no pude… Incluso le pedí ponerse doble preservativo, pero no… Y ahí quedo todo. Igual quedamos en contacto, el tipo no era pesado, y en realidad entre tanto belga me sentia sola, por ende, vine una vez mas a Flandes con la esperanza de tener un carrete y conocer gente y esta vez sí hubo carrete!! y gente !!! y lo mejor de todo conocí al actual perfecto con quien vivo al dia de hoy. Días despues, hablando por textos que aún conservo me dice algo asi como:

Ya pero amiguis ahora ok?

Y yo respondo JAJAJAJAJJAJJ olvidame por favor? Ah y me pide “no hacerle daño” al chico que habia conocido… Gran cueeeeeckk!!

Tod@s tenemos nuestro ego, he comentado situaciones que tambien han afectado mi ego, sin embargo, también he llorado a moco suelto por amores y he acosado, suplicado y en fin toda esa serie de humillaciones que se supone que una debe vivir porque está enamorada. Afortunadamente ahora se que no es así, pero siendo bruta tuve que pasar por ahi para entenderlo. Aunque eso, da para otro capitulo.