Hola, perdedores queridos lectores de Nefasto.cl. Para este sábado de siluetas como todos tus viernes te hemos querido regalar tres clásicos del mundo del cómic. Que los disfrutes mientras haces hora para las pelis softporno de MGM.

Superman Red Son.- Algo así como la fantasía sexual del jotoso promedio. El ser más poderoso del planeta al servicio del imperio soviético, e hijo predilecto del tío Pepe Stalin (un dictador muy admirado por Allende y Neruda en tu cara socialáis) La cosa es que el pequeño Kal-El cae en una granja de Ucrania en lugar de Kansas, por lo que en vez de ser el goma de algún presidente gringo de turno, se transforma en el mocito de la máxima autoridad rusa, gracias a lo cual el comunismo se impone en el mundo y somos todos muy felices. ¡Marx, mastúrbate en tu cripta!

Descarga aquí

Watchmen.-  ¿Qué es lo que hace un superhéroe seduciendo a la vida? Watchmen, o Los Vigilantes (léase con acento español), es la historia de un grupo de personas sensibles perdedores que se visten chistoso (como en tus fiestas de disfraces, pero menos pobre) para combatir delincuentes pero que terminan siendo proscritos y/o ilegalizados por el gobierno. Versión insuperable de una historia que revolucionó al mundo del cómic en el siglo pasado. Obra del gran Alan Moore, y probablemente una de las mayores joyas literarias – sí, eso dije – del siglo XX.

Descarga aquí

V de Vendetta.- Si vieron la película, de seguro gustarán todavía más de la novela gráfica. La historia trata de la búsqueda venganza (vendetta es venganza en italiano #dato) de un loco que odiaba al gobierno y quería poner bombas. Como los anarcos, pero menos flojo y sucio. Ambientada en la Gran Bretaña de la Thatcher, el discurso aparece como una crítica a las políticas neoconservadoras de la Inglaterra de los años ’80. También de Alan Moore.

Descarga aquí