Por AZN

Advertencia: Se trata de meros apuntes, pero se pueden complementar.
“Que, en la comuna de Vilcún, la madrugada del día 04 de enero del año 2013, siendo aproximadamente las 01:00 horas, Celestino Cerafín Córdova Tránsito, junto a un número indeterminado de personas, ingresó al fundo denominado “La Granja Lumahue”, de la localidad de General López, en cuyo interior se emplazaba la casa habitación del matrimonio compuesto por Werner Luchsinger Lemp y Vivian Mackay González, de 75 y 69 años, respectivamente, quienes en ese momento se encontraban en el interior del mismo. Acto seguido dicha residencia fue atacada mediante disparos de armas de fuego, agresión que repelida por Werner Luchsinger Lemp, quien hizo uso de una pistola marca Browning calibre 7.65 mm., logrando herir a la altura del tórax al imputado Córdova Tránsito, luego de lo que este último y sus acompañantes iniciaron el fuego en la morada señalada mediante cuerpos portadores de llamas provocando con ello la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, quienes perdieron la vida por carbonización.
En el curso de estos acontecimientos doña Vivian Mackay González efectuó llamados diversos llamados telefónicos, lo que incluyó uno de auxilio a Carabineros de Chile del nivel 133, cuyo personal, emplazado en las cercanías del sector, al concurrir en dirección al lugar siniestrado logró la detención del imputado quien se encontraba herido a bala en su tórax. b.2) Calificación jurídica: Que, en el parecer jurídico de la mayoría de estos jueces, la relación fáctica descrita precedentemente, por sus características, reúne los elementos de la figura típica establecida en inciso 1° del artículo 474 del Código Penal, es decir, incendio causando muerte.
(…..) b.3) Participación que la intervención delictual del encausado: fluye, entre otros elementos de los dichos de los funcionarios policiales señores Luis López Carmona y Alejandro Rivera, quienes dieron cuenta que el día de los hechos el encausado, a pocos minutos de ser alertado por la Central de Comunicaciones del ataque Fundo Granja Lumahue, huía por el interior del predio mencionado, que se quejaba, y que al ser aprehendido se percataron que tenía parte de su cuerpo humedecido, estaba herido, portaba una linterna que le colgaba del cuello, una polera de color negro rodeaba su cuello, sus ropas eran oscuras y cubría parte de su rostro. Pues bien este descubrimiento asentado por los funcionarios policiales señalados tiene la virtud de producirse a poco de los hechos y ha asentado en el Tribunal un poderoso indicio de participación del encausado que unido a otros elementos que se expresaran en la resolución judicial definitiva conducen inequívocamente a establecer que el encausado participó del dolo delictivo grupal de quienes atacaron la residencia del matrimonio Luchsinger Mackay con el fin de terminar con sus vidas mediante la utilización del medio estragoso ya antes acuñado, al modo, que lo requiere el numeral 3 del artículo 15 del Código de Castigo, por lo que se ha hace inconcuso dictar sentencia condenatoria a su respecto por los sucesos delictivos ya antes mencionados.”

Participación:

http://es.wikipedia.org/wiki/Participaci%C3%B3n_criminal
Númeral 3 del artículo 15 Código Penal.

Art. 15. Se consideran autores:
1°. Los que toman parte en la ejecución del hecho, sea de una manera inmediata y directa, sea impidiendo o procurando impedir que se evite.
2°. Los que fuerzan o inducen directamente a otro a ejecutarlo.
3°. Los que, concertados para su ejecución, facilitan los medios con que se lleva a efecto el hecho o lo presencian sin tomar parte inmediata en él.

Es decir, Celestino Córdova es condenado por: Estar “concertado para su ejecución, facilitando los medios con que se lleva a efecto el hecho o lo presencian sin tomar parte inmediata en él.”
Aquí cabe la siguiente pregunta ¿la ejecución de qué hecho? ¿El incendio? ¿El tiroteo? ¿La violación de morada?

Entonces qué es lo que facilitó o presenció ¿El incendio? ¿El tiroteo? ¿La violación de morada?

¿Cómo es posible que haya facilitado los medios o presenciado sin estar en el sitio del suceso? (no hay evidencia que lo sitúe en él)

¿Cómo sabemos que la bala en Celestino proviene del arma de Luchsinger? Respuesta: No lo sabemos, quedó descartado por los peritajes, es por eso que el tribunal señala lo siguiente:

“los funcionarios policiales señores Luis López Carmona y Alejandro Rivera, quienes dieron cuenta que el día de los hechos el encausado, a pocos minutos de ser alertado por la Central de Comunicaciones del ataque Fundo Granja Lumahue, huía por el interior del predio mencionado, que se quejaba, y que al ser aprehendido se percataron que tenía parte de su cuerpo humedecido, estaba herido, portaba una linterna que le colgaba del cuello, una polera de color negro rodeaba su cuello, sus ropas eran oscuras y cubría parte de su rostro. Pues bien este descubrimiento asentado por los funcionarios policiales señalados tiene la virtud de producirse a poco de los hechos y ha asentado en el Tribunal un poderoso indicio de participación del encausado que unido a otros elementos que se expresaran en la resolución judicial definitiva conducen inequívocamente a establecer que el encausado participó del dolo delictivo grupal de quienes atacaron la residencia del matrimonio Luchsinger Mackay con el fin de terminar con sus vidas mediante la utilización del medio estragoso ya antes acuñado”

Aquí viene el salto cuántico: De que sea sorprendido alguien en las inmediaciones no se desprende, necesariamente, que venga de algún sitio del suceso o que haya estado en él.
Que le “haya asentado al tribunal un fuerte indicio” no le “conduce inequívocamente a establecer que el encausado participó del dolo delictivo grupal de quienes atacaron la residencia del matrimonio Luchsinger Mackay con el fin de terminar con sus vidas” más allá de toda duda razonable.
1º Hasta el momento el “dolo grupal” no es más que especulativo pues no hay nadie salvo C Córdova acusado por tales hechos.
2º De existir dicho “dolo grupal” nada indica que convergía en incendiar dicha casa y matar a los residentes.
3º No se ha probado siquiera que existió un dolo grupal de violar la morada de los Luchsinger, la llamada telefónica es sólo un indicio, nada más que eso.
4º No se ha probado que haya “dolo grupal” de disparar pues no existen armas peritadas salvo la de Luchsinger.
5º El incendio pudo haber sido concausal, incluso provocado por los moradores. En esta sólo afirmación, que sí se desprende necesariamente de los hechos, existen dos dudas razonables.
6º Celestino Córdova guardó silencio, la ley y la Constitución le permiten hacerlo, por ende no es él quien debe probar porqué estaba en las inmediaciones y porqué estaba herido. Las declaraciones de Luis Hermosilla (abogado del ministerio del interior) son repudiables por cuanto hace impracticable la garantía procesal del silencio del imputado.
7º Pese a que aún no estemos ante la lectura de la sentencia no tener claro de qué hecho es considerado culpable C Córdova (pues sólo se menciona el 15 número 3 el cual prescribe al menos dos hipótesis completamente diferentes) es un atentado contra la legalidad, tipicidad y derecho de la defensa. Es casi una “pena en blanco” para ser llenada por los comentaristas. Una persona sólo puede ser culpable de un hecho específico en particular no de un área gris intermedia entre varios otros hechos.

*Concausa: es el factor o factores que actúan modificando la evolución normal de una lesión. Su intervención, si bienagrava las consecuencias inmediatas o mediatas de la lesión no tiene repercusión en cuanto a agravar la pena, salvo en loscasos en que era conocida su existencia, como factor potencial o real, por el autor. Es decir que la concausa ignorada por el autor, no se agrega al resultado de la lesión; la responsabilidad penal es solo por el daño directamente producido.Existen tres formas de relacionar la concausa con el hecho en que se produjo la lesión: preexistente, simultánea osobreviviente. La concausa preexistente también se llama estado anterior y son todas las malformaciones congénitas (situsinversus, agenesia de un órgano doble, etcétera), los estados fisiológicos (embarazo, digestión, etcétera), los estados patológicos localizados o que constituyen enfermedades generales (tumores oseos y aneurismas, como ejemplo de los primeros, y diabetes o sífilis, para los segundos).

Al hablar de concausal lo dije en un sentido amplio y profano, es posible que, de existir un allanamiento de morada y o tiroteo, este no haya sido la causa del incendio. Nada indica que hubo la intención de causar el incendio por aquellos misteriosos y anónimos agresores meramente especulativos del tribunal, ni que ellos tuvieron la intención de matar con dicho incendio si es que quisieron producirlo. Nada de ello fue probado.
El incendio pudo haber sido provocado por los residentes por accidente, de modo intencional, como parte de su legítima defensa (de existir la agresión sobre la que se especula), etc. Nuevamente vamos al tema de la duda razonable.
Habiendo tantas dudas lo más grave de todo es que se opte por sancionar por lo más grave en vez que por lo más nimio, infracción del porte de una catedral del induvio pro reo y confirmación que se discurre conforme al derecho penal del enemigo.

Tampoco sabemos que la herida a bala de Celestino sea una de origen defensivo.
Existe esa y mil posibilidades más, cómo el que haya sido una bala que salió proyectada por el incendio (por el calor) sin haber sido nunca percutada y otras mil dudas razonables dando vueltas, todas ellas obligan a exculpar a Córdova de todo cargo.
Es decir, ni siquiera sabemos si Celestino Córdova es la víctima, y el Estado no se ha preocupado de dilucidar aquel asunto.